Vinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.x

La conducta del campeón

"La genialidad es 1% talento y 99% trabajo duro". Esa frase, atribuida a Albert Einstein, ha acumulado múltiples variantes a lo largo del tiempo, adaptada a diferentes disciplinas. Diego Prego tiene la suya para el Raid Hípico: "No hay misterio en esto, ganás y perdés como todo el mundo. Lo único que hace la diferencia es correr con conducta".

Recorrer la casa de Prego hace entender fácilmente lo que esa conducta ha significado para él. El raid se respira en cada pared y en cada rincón, en cada foto, sobre la cuales Diego recuerda sin ayuda el lugar y una anécdota relacionada, en las decoraciones alusivas a los equinos y, por sobre todas las cosas, en los trofeos, acumulados casi como si por su cantidad, ya le generaran tanta vergüenza como problemas de espacio.

"Ni me pongo a pensar en sin estoy haciendo historia o qué", comenta. "No sé hasta dónde soy consciente, pero no es algo que me cambie la vida. Lo que me va a quedar de esto y voy a rescatar es la gente, los conocidos y todo el entorno".

El siete veces campeón del Raid Hípico largo suma a las copas de la FEU otros galardones, como el Premio Charrúa al mejor deportista en la disciplina ecuestre. Todos esos premios, sin embargo, no hubiesen llegado sin esa conducta a la que Prego vuelve una y otra vez.

"En donde más aprendés es en los vareos", explica. "Yo no fallaba ni un fin de semana. Con 10 años vareaba los caballos que corría mi hermano. Iba a Sarandí cuando Rodrigo vareaba sus caballos y yo vareaba caballos ajenos. Prego (padre) me llevó los primeros dos o tres años. Después yo ya había hecho más amistad con Moyá. Me iba incluso en vacaciones o la Semana de Turismo y vareaba toda la semana. Fui dos o tres veces a caballo. Me podrán decir lo que sea, pero andar cansado arriba del caballo es algo que sé bien. Los sábados de noche me tomaba un ómnibus y de mañana vareaba. El domingo de mañana me volvía para atrás. Andaba muerto de cansado".

Prego comenzó su andar en 2002 corriendo por el Radio Club de San Antonio, club al que perteneció hasta 2006, con el que ganó su primer título, y al que considera volver. "No sé cuándo va a ser mi último raid, pero lo voy a correr con ellos", asegura.

En 2007, llegó de la mano de Eduardo Moreira al Club Deportivo y Social Sarandí. Moreira ya había hecho otra movida clave en la vida de Prego al contactarlo con el stud de Moyá.

"Yo al stud llegué en 2003, cuando tenía 13 años", recuerda. "En 2004, en Cerrillo, corrí mi primer largo. También fue la vez de la primera gran chaira que me agarré en mi vida. Me escapé para el baile esa noche. Seis y media largaba el raid, pero cuando faltaba una hora yo todavía estaba adentro del baile. Me tiré unos veinte minutos a dormir y cuando me levanté no sabía dónde estaba. Tuve que correr con el Zorzal de tiro para poder llegar. Creo que terminé noveno. Quedé muerto".

La lección, sin embargo, quedó aprendida y hoy es anécdota. O más importante, experiencia. Al año siguiente, en Flores le tocó aprender otra: "Yo tenía pocas carreras corridas y, como llegaba de noche porque salía del liceo de tarde, no conocía la llegada, cuando ésta era en el club, no en el hipódromo. Veníamos corriendo fuerte, de atrás. Alcancé a Gualicho, de los Segredo, un caballón, pero me parecía que venía cansado. El tordillo se prende a correr conmigo y cuando apuntamos para arriba uno de los dos, no recuerdo quién, dijo para llegar juntos. Yo le dije que sí, pero creía que venía con más caballo, entonces me gustó para atropellarlo. Lo atropellé y hasta adonde a mí me parecía que era la llegada pasé yo adelante, pero cuando levanto la vista faltaban como dos cuadras! Me pasó y los Segredo me alquilaron de ahí en más".

Ya para finales de 2005 llegó el primer triunfo en un raid largo federado, en Costa Azul de Rocha. Al año siguiente cayó el primer título, cortesía de dos equinos que son sinónimo de su campaña: El Hugo y La Monedita.

VAREO Y MÁS VAREO. La conducta es un estilo del campeón, uno que lo ha hecho recibir críticas de quienes prefieren la atropellada espectacular y las historias hazañosas.  "Nunca me molestó la crítica. Al contrario, escucho lo que se dice, aunque el 80% de lo que dice la gente son bolazos", explica Prego. "Mucha gente dice que nosotros no le vamos a correr (a los favoritos), pero nosotros corremos más de diez carreras por año, con los gastos que todo eso implica. No es lo mismo que correr dos carreras al año, que sí podés ir a pechar a los buenos. Para nosotros es mucho mejor que el que anda imponente que gané y después se generé nuestra posibilidad. No ir a pechar. Esta es una manera de mantener los caballos y de llevarlos mejor".

"La conducta te la da la experiencia y el no subestimar al otro. Lo que la gran mayoría de la gente no se da cuenta que muchas veces hay que mirar el desarrollo de la carrera. Para mí, con que corras y te quedes con el caballo bien y sano, que asimile bien el Raid, eso ya es ganar", señala. "No te apures. Los triunfos te van a llegar".

Conocer y cuidar a los caballos es una máxima grabada a fuego en Prego desde sus primeros días en el stud de Moyá. Y para conocer al caballo el único método es el vareo. "El conocimiento sobre los caballos te lo da andar cansado, bajo lluvia, con frío, con calor, en caballos cómodos, incómodos", explica Prego. "El vareo es lo fundamental para el caballo. No podés pedirle en el raid lo que no le hiciste en el vareo".

Este estilo, esta conducta que tantos triunfos le han valido a Prego y Moyá, no pasan desapercibidas en el resto del raid. "Yo veo que ya no existen más los locos de antes que agarraban un caballo con tres o cuatro meses y salían y te decían: 'mi caballo anda a 30 (kilómetros por hora)'. Ahora hay muchos menos. Cuando yo empecé no ganaba las carreras, los otros las perdían", comenta. "La gente fue cambiando la cabeza, no en la cocina sino con hechos. Hoy todo es más competitivo. La gente corre más medida, especulando, pensando en armar el caballo. Antes no escuchabas mucho eso".

"Fórmula no hay. Nunca terminas de aprender sobre los caballos. La diferencia está entre los que hacen las cosas prolijamente y quiénes no. Y la experiencia. Porque si sos un poco inteligente, lo que ya hiciste y resultó mal no lo vas a volver a hacer", asegura el campeón.

 

'EL HUGO': EL MÁS GANADOR

"En el 2005 empecé a correr con El Hugo. Debutamos en San Ramón. El caballo en aquel entonces se conocía como El Chengue, por el furor del "Chengue" Morales, pero antes de largar le pusimos El Hugo. Mucha gente se confunde por eso", recuerda Prego. "Ese caballo Prego lo compró en una feria del Carmen, en 2003 o 2004, por 250 dólares. Lo compró porque había volteado a unos viejos y era plaga. Siempre fue plaga. Como a Prego (padre) le encantan todos los revirados, lo compró y lo trajo. Lo empezó a querer domar de vuelta, pero se cortó en un garrón y lo largamos. Estuvo un año suelto. Después lo trajimos de vuelta y yo fui el primero que lo subió adentro del tubo. Tenía 14 años. Era una plaga. Hasta el día de hoy, si te le acercas del lado que no corresponde, te queda mirando. Tampoco se deja tocar la boca de ese lado. No te patea porque está acostumbrado, pero son cosas que el caballo no las pierde. Es desconfiado. Tiene muy buen galope, pero muy delicado de barriga. El Hugo terminó siendo campeón nacional en dos años: 2007 y 2009. Fue el caballo que más victorias me dio: 13".

 

LA MONEDITA, SIEMPRE LISTA

"Arrancamos a correr con la Monedita en 2006. Corrimos el primer raid en Zapicán, en marzo, e hicimos nada más que 40 kilómetros", recordó Prego. Ese fenómeno, sin embargo, no se repetiría a menudo: "la Monedita se quedó solamente en tres raid y completó 41. Después en el 2007 corrí con ella y con El Hugo. Creo que ése fue el año que corrimos seis carreras y ganamos seis carreras con el Don Hugo. La Monedita es una yegua con una muy buena recuperación, a pesar de lo chiquita que era. Ya cuando llegó a Sarandí estaba sin entrenamiento, pero muy andada".

 

CABALERO DE LEY

"Yo tengo pilas de cábalas", admite el campeón. "Las he cambiado un poco. Arranqué corriendo con una bombacha azul que la usé no sé cuántos años hasta que un día no daba para más y la tuve que abandonar. Después, la camiseta de la Federación con la que corro es la primera que me dieron en 2006. No he usado otra que no fuera ésa. El buzo abajo y las medias, usaba siempre las mismas. Sólo para correr. El buzo me lo regalaron y no me gustaba. Un día empecé a correr con él y me empezó a ir bien. Trato de poner las mismas riendas y de ensillar con lo mismo. Después que cambio no me gusta volver para atrás. Me gusta seguir con lo mismo".

Entrevistado por Luis Cabrera

 

 

Diego Prego Barreto

-Edad 24 años.

-Debut en un Raid Hípico: 22/09/2002 (12 años).

-Clubes que ha defendido: Radio Club de San Antonio (2002-2006) y Club Deportivo S. Sarandí (2007 a la fecha).

-Raid Federados Corridos: 134
-Raid Federados Ganados: 29
-Clasificaciones Obtenidas: 116
-No place: 18
-Campeonatos Ganados (Pruebas Largas): 7.
-Equinos corridos en raid federados: 18 equinos distintos.

Tipos de raid corridos (131 en Pruebas Largas y 3 en Pruebas Cortas):

- 90 km.: 101

-100 km.: 8

-115 km.: 7

-95 km.: 5

-80 km.: 6

-104 km.: 4

-60 km. (Pruebas Cortas): 3

Datos estadísticos gentileza de Alejandro Barcelona

 

 

 

Registrate con Redes

Registrate en Raidistas con tus redes, más facíl y seguro!

Registrarte aquí

Anuncios