Vinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.x

OTROS GRANDES DE LA HISTORIA

Cuando escribí la nota anterior nunca paso por mi mente que iba a tener tantas “visitas”, y realmente, como opinaron los lectores de Raidistas, son muchísimos los grandes y sensacionales caballos del raid. Me arriesgo a decir que todos los equinos que han participado, clasificando, o no, eso es aparte, han sido, son y serán grandes en todo el sentido de la palabra.

Desde la elección, pasando por todo el proceso de “caballeriza”, mañanas de entrenamiento, ilusiones y desilusiones, mirar el almanaque ansiosamente para que llegue el gran día de participar...

Es por eso que en cada región, zona o barrio de este país de los caballos, los recuerdos de cada uno de esos grandes ejemplares aflorarán en la memoria.

“¡No se acordó de tal o cual caballo!”, “¿Lo habrá tenido en cuenta?” o “¿Se habrá olvidado de su trayectoria?”, se preguntan.

Por supuesto que no, el destino me brindo la posibilidad de estar en casi todas las funciones: jinete, acompañante, socio, propietario, en la organización, y desde hace 27 años ejerciendo como comunicador radial, lo que me ha permitido recorrer el país del raid hípico, prácticamente en su totalidad.

 

Cómo no recordar los épicos enfrentamientos de “Don Fernando” y “Mangangá”, Ataulfo Caetano y Raúl Acosta respectivamente, a fines de la década del ’50… “Yo- Yo”, el tostado de la Guardia Republicana, montado por uno de los jinetes con más fuerza en las piernas, el Cap. Jesús Monge, y “La Cuerito”, la gran zaina de don “Ginto” Díaz, con el sensacional jinete Washington “Nanico” Saravia en el “Independencia Nacional” (Santa Clara), “Maradona” y “El Bambino”, “Codiciado” y “Vale Bien”, o las gestas de “Gato Negro” y “Junquito”.

Como no recordar “El Indio”, de Rubén Rava, corriéndole de igual a igual a “Don Fernando”, a los que montaba la espectacular Isabel Placeres “Firulete” y “Don Ponciano”, o al tordillo “Gualicho”, de “Cacho” Hiriart.

“Patotero”, tostado notable de la “Guardia”, “Alma Negra”, con “Calucho” Mondego, o “Burrita”, de Francisco Acerenza Pozzi,  con José Garcia Irigoyen.

El inolvidable “Satanás”, de “Chilo” Rodriguez, “Martín Aquino”, de Marcet,  “Atrevido”, de Da Cunha, el recordado final de los 115 kilómetros del “Batalla de Sarandí” de 1973 entre “Zorro” y “El Pibe”, el final “cabeza a cabeza” en el “Paso del Durazno” de 1992, entre “Andate” y “El Abuelo”, “Borrachito”, del “Gato” Taboada, o ”Juramento”, de la familia Castelli Hernandez.

Los ilustres desconocidos de Quebracho: “Maestro”, “Master”, “Pico Blanco” y “Microcio”, aparecieron desde el litoral norte para marcar toda una época con los descendientes de “Madrugón”.

“Cefiro” y “Tigre”, de Arístides Scaron Pallares, “Solito”, de “Bimbo” Acuña, “El 69”, de Fructuoso Serena, “Whisky and Soda”…

La baya de Pio Olascoaga, “Rafaela”, que dio entre otros, a “Rafaelo”y “Pinocho”. 

“Perfil”,  del “Camo” Batista, “Copetín”, de “Chiche” Garcia, “Aagachado” y “Quin Quen”, del siempre recordado “Cacho” del Castillo,  los del Stud Los Ángeles, de Miguel Alonso: “Sorpresa”, “Chabón”, “Fiscal”, “El Poli”, “Divona Gloria” y “Bonita”, entre otros.

“Mingo Viejo”, de Medina, “El Koko”, de Félix Germán, “Negro Mío”, que con Miguel Mondego dos por tres se empacaba, y que con Zully Ripoll gano varios raid.

“Diya”, la pequeña zaina que gano dos años consecutivos el “decano”, y que como madre fue excelente dando al fenomenal “Diyo Bayo”.

“Indio”, del Cne.l (R) Hugo Abella, “Nene Rubio”, de Héctor D. Salmini, con su pesado físico típico de cruza bolonesa, ganándole en final de hipódromo a “Piruli”, de Julio I. Larroca, en los 100 kilómetros del “Jura de la Constitución” de 1977.

Uno de los caballos más hermosos de la historia “Colo Colo”, propiedad de Luis Gómez y que fuera montado por Jorge Daniel Gadea y por sus dos hijos, Jorge Martin y Maria Elena; y la contracara de la moneda “Don Juancito”, de Gerardo Guillen, que obtuvo resonantes triunfos.

 

“Tata”, el que llevó en su cruz a Mateo Fiori y lo formo como jinete…

Estoy seguro que al

cerrar esta segunda nota, después de que pasen algunas horas, me acordare de muchos más.

Pero les prometo, seguir “Cabalgando” entre los recuerdos.

 

 

 

 

 

 

 

  

 

Registrate con Redes

Registrate en Raidistas con tus redes, más facíl y seguro!

Registrarte aquí

Anuncios