Recordando Jinetes y Amazonas de la década del ’70, ’80 y ’90….
Vinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.x

Recordando Jinetes y Amazonas de la década del ’70, ’80 y ’90….

A fines de la década de los ’70 surgieron nombres de jinetes que con el correr de los años se convirtieron en referentes.  Tal es el caso de los zapicanenses Emeterio “Tocayo” Crossa, con los recordados “Pobretón” y “Che M’hijita”, Miguel Gastambide, defendiendo al Club Unión Barrio Coya de J.P. Varela hasta que la Asociación Rural de Zapicán se federo, además de Pio Olascoaga Silveira, Enrique Carrasco, Jorge Daniel Gadea.

El olimareño Julio Díaz, con el zaino “Abogado”, ganador de varios raid y aquel recordado final de la Copa de Plata del “Libertad” que le gano Jorge García con “Copetín”.

Desde el litoral norte, Juan y Ramón García, con los fenomenales descendientes de “Madrugón”. El sanducero Félix Germán, el popular “Perón”, con el gran “El Coco”, ganando a promedios inusuales.

Carlos “Oreja” García con aquellos fenómenos “Codiciado” y “Franco Nero”. El sarandiense Raúl Bidegain Bidondo, con el “feo” “Facha Bruta” y “Vale Bien”, “El Gato” Ramiro Taboada, excepcional jinete en los ruedos con el inolvidable “Borrachito”, Sebastián “Chulo” Lichero, que al igual que el “Gato” Taboada brillaron en las jineteadas del Prado. Y aquí me detengo para compartir una anécdota…

Estando en el congreso anual de la F.E.U., en Villa 25 de Mayo/Isla Mala –año 1992-, luego de finalizada la ceremonia de coronación de los distintos campeones, “El gato” Taboada le dijo al “Chulo” Lichero: “¿Te acuerdas cuando decidí no jinetear más?”. Al instante, Lichero le contesto: “Diste la vuelta de honor, frenaste frente al lugar donde yo estaba y dijiste: ‘Nunca más subo a un potro. Si me pasa algo, ¿quién se hará cargo del sustento de mi hijo Martin?”.

Desde el este del departamento de Florida, la roja del Club Social Casupá empezó a hacerse conocer con los resonantes triunfos de Eduardo “Judío” Fernández, con los caballos de “Cacho” del Castillo, del Stud “Che Doctor”, aquellos “Poca Cosa”, “Agachado” y “Quin Quen”.

También Miguel Alonso, que comenzó corriendo por el Club Sarandí del Yí hasta la incorporación definitiva de Casupá, con la zaina “Sorpresa”, y todos los excelentes pingos del Stud “Los Angeles”, donde el recordado Miguel le dio la posibilidad a sus caballerizos de poder correr en pruebas de raid federados: Liber Barrera, Cristian Bazzi, Adolfo Barboza y Mario Pérez, entre otros.

Desde la frontera norte, José Marcet con Martin Aquino.  En esta década surgió también el trinitario Roberto Mesa, que continua en actividad al igual que Carlos García. También desde los lares porongueros, Juan José Ruiz con la zaina “Cholita” marcaron una etapa importante dentro del raidismo nacional.

El jinete del Democrático de Cerro Chato “El vasco” Javier Zabaleta con los recordados “Mandinga” y “Morcilla”, “Lalo” Fiori, uno de los más exigentes entrenadores de caballos de resistencia con “Mandrake”, “Roque T”, “Ruibicon” y varios más.

El inconfundible “Polo” Arbiza, con el zaino “Máster”, entrenado por José García Irigoyen, ganando el “Instrucciones del Año XIII” del Club Sarandí y el “Independencia Nacional” en Santa Clara del Olimar.

Para finalizar con el extenso tema referente a jinetes y amazonas de los raid hípicos, me referiré a algunas personas específicamente, ya que la historia de la última década todos la tenemos muy “fresquita”:

Quien fuera secretaria rentada de la F.E.U., Corinne Castelli Hernández, participo en la primera edición federada sobre 90 kilómetros, de los Residentes de Sarandí Grande, en 1992. Montó al tordillo “Valenzuela” y arribo en el último lugar, luego “colgó” la fusta. El caso de la familia Castelli- Hernández quizás sea, como pueden ser otros, uno de esos donde todos los hermanos corrieron: Jacqueline, Roque, José Luis, Juline –con “Juramento” gano la Copa de Plata del “Instrucciones del Año XIII”- y Corinne, que lo hizo solo una vez. Lógicamente, su padre, Rivera, también lo hizo.

También recuerdo a Mary Silvera, la amazona del Club Ecuestre de Rio Branco, la única dama que ha logrado el campeonato nacional. Mónica Rodales,  última campeona nacional de la categoría damas, ya que este campeonato se disputo hasta el año 1989.

Por último, el recuerdo del gran jinete Julio Cesar Jorge, de la Sociedad Fomento Rural de Caraguatá, que fuera coronado campeón nacional post mortem, en el Congreso de Los Cerrillos de 1996.

Tras el fatal accidente en una de las pruebas en pista del Ecuestre de Rio Branco, los puntos logrados hasta ese trágico día le permitieron coronarse, pero con el dejo amargo de tener que honrarlo sin su presencia física. Esto motivó emotivas y sentidas palabras en las que el comunicador arachan Clever González, más conocido como “Gonzalito”, reseño ante todos los presentes la proficua y brillante trayectoria del “Negro” Julio Jorge, tanto en pistas de hipódromos como en las carreteras de raid federado.

Soy consciente de que tendría que haber nombrado a muchísimos más que escribieron páginas de gloria en todo el rico historial de la Federación Ecuestre Uruguaya, pero entiendo que sería extensísimo hacerlo.

Y como dije en la primera entrega referente a este apasionante tema, todos, todos los que alguna vez tuvieron la hermosa oportunidad de participar en algún raid son triunfadores y dignos valores del historial de este deporte auténticamente uruguayo.

 

 

 

Registrate con Redes

Registrate en Raidistas con tus redes, más facíl y seguro!

Registrarte aquí

Anuncios